Saltar al contenido.

Rilke murió por el pinchazo de una rosa