Saltar al contenido.

‘Hué, 1968’, la batalla de Vietnam


 

James Olson marines heridos en Hué

Hué era una metáfora de toda la lucha”, escribe Mark Bowden en la página 504 de su magistral relato de la batalla que cambió la percepción estadounidense de Vietnam. Tras el combate, el debate pasó de cómo ganar la guerra a cómo abandonarla. Apunto la página porque para entonces llevamos semanas pegados a los marines en su reconquista de la ciudad casa por casa, sintiendo su miedo, su cansancio, su dolor, atrapados en una lucha agotadora que deja un rastro de destrucción y locura. Ya han descubierto que el precio para ganar aquella guerra tan equivocada era impagable. La batalla comenzó la madrugada del 31 de enero de 1968, mientras vietnamitas de ambos bandos se preparaban para celebrar el nuevo año lunar. Parecía uno más del centenar de ataques que el Frente Nacional de Liberación emprendió a lo largo de Vietnam del Sur, incluida la capital, Saigón. Pero en Hué, la sorpresa fue total. Diez mil soldados del Vietcong y el Ejército de la República de Vietnam tomaron la antigua capital imperial. Solo dos pequeños cuarteles, defendidos por marines estadounidenses y tropas del Ejército de Vietnam del Sur, resistieron.

Civiles vietnamitas retratados por Catherine Leroy durante la batalla de Hué

Refugiados retratados durante la batalla por Catherine Leroy

Para el mando estadounidense, un golpe tan rápido y sorprendente era inimaginable. Es una idea clave porque esta negación de la realidad provocó miles de muertos. Durante casi un mes, la bandera azul y roja con una estrella amarilla en su centro ondeó en la ciudadela de Hué. Fue allí donde terminó la batalla. Cuando concluyó, más de seis mil de los 140.000 habitantes de la ciudad – imposible saber la cifra exacta – habían muerto, víctimas de los bombardeos o ejecutados por los libertadores que esperaban un levantamiento total que no consiguieron. Aunque lo ignoren muchos de los turistas de hoy, la ciudad quedó completamente arrasada. Obsesionado con un gran ataque a la base de Khe Shanh que nunca llegó, Westmoreland, el general en jefe de las tropas estadounidenses en Vietnam, envió unos pocos de cientos de hombres a enfrentarse a miles. Acostumbrados a enfrentarse en la selva a un enemigo que atacaba y huía, los marines combatieron en inferioridad numérica, mientras improvisaban tácticas de lucha urbana y descubrían que sus enemigos estaban igual de bien adiestrados. Imposible superarles en su entrega. Luchaban hasta la muerte para defender su país de los invasores.

Don McCullin Marine en shock en Hue

Don McCullin retrató a este marine en shock durante la batalla

Cincuenta años después, Bowden (autor de ‘Black Hawk derribado’) nos lleva a la batalla a través de un relato apasionante. Y lo hace presentándonos a soldados de ambos bandos. Nos cuenta su origen y su situación en el momento previo a un combate que reconstruye con asombroso detalle. Hay escenas inolvidables, que todavía hoy atormentan a los supervivientes. Si Bowden ha entrevistado a más de 150 es porque la mayoría tenía unos veinte años entonces. Muchos no habían combatido nunca. Ninguno en una lucha así. Los mejores periodistas y fotógrafos que cubrieron la guerra de Vietnam estuvieron en la batalla. En Hué, Don McCullin fotografió a un marine en shock. En Hué, Michael Herr, corresponsal de ‘Esquire’, guionista de Coppola y Kubrick, autor de la mejor crónica de la guerra (‘Despachos’), situó la segunda parte de La chaqueta metálica. En Hué, Walter Cronkite, el gran presentador de la CBS, perdió su fe en el gobierno. Tras la batalla, Lyndon B. Johnson destituyó a Westmoreland y renunció a la reelección. El objetivo ya no era ganar la guerra sino lograr “una paz honorable”. Si queréis saber cómo se cuenta una batalla, leed este libro de Mark Bowden. No lo olvidaréis.

Onto en Hué

Soldados del Vietcong trepan a un Onto abandonado por los marines

Cronología de la batalla

Madrugada del 31 de enero de 1968. Tropas del Ejército regular de Vietnam del Norte (EVN) y del Vietcong atacan más de un centenar de ciudades y bases militares en Vietnam del Sur. Aunque la Ofensiva del Tet sorprende por completo a Westmoreland, todos los ataques son repelidos, menos en Hué.

Antes de que amanezca, los norvietnamitas controlan toda la ciudad, excepto dos pequeños cuarteles del ejército estadounidense y del ejército de Vietnam del Sur (ERVN). Los mandos estadounidenses, que creen que se enfrentan a unos 500 enemigos, envían dos compañías de marines, unos trescientos hombres, desde la base de Phu Bai, doce kilómetros al sur de Hué.

1 de febrero. Los norvietnamitas establecen un gobierno revolucionario, que recluta combatientes y arresta y ejecuta a los “enemigos del pueblo”.

Gene Roberts, corresponsal de The New York Times, sale de Hué en el último helicóptero que parte ese día de la base estadounidense. Su crónica revela lo que Westmoreland oculta: Hué ha caído.

2 de febrero. Una nueva compañía de marines parte de Phu Bai hacia Hué. Llevan con ellos dos Ontos, un blindado con seis cañones de 106 mm. Junto a cuatro tanques M60, dos de ellos lanzallamas, serán una de las armas más útiles en la batalla.

3 de febrero. Un batallón de la Primera División de Caballería intenta cortar la línea de retirada y suministro de los norvietnamitas. Sin apoyo aéreo y sin artillería, se dirige hacia la aldea de La Chu, sede del mando norvietnamita. Los cuatrocientos estadounidenses se enfrentan a 5.000 soldados enemigos. Al anochecer, diezmados, se retiran.

Soldado norvietnamita retratado por Catherine Leroy durante la batalla de Hué

4 de febrero. Westmoreland informa a Washington de que la reconquista de la ciudad ocurrirá “en los próximos días”. En realidad, acaba de empezar.

11 de febrero. Comienza la reconquista de la ciudadela.

16 de febrero. El general Creighton Abrams, el segundo de Westmoreland, visita Hué.

21 de febrero. Tras la llegada de los refuerzos prometidos por Abrams, comienza el ataque sobre La Chu. Casi todos los norvietnamitas han huido días antes.

23 de febrero. Comienza el asalto final al palacio real, donde aún ondea la bandera del Frente Nacional de Liberación de Vietnam.

25 de febrero. Concluye la reconquista de la ciudadela. El 80% de los edificios de Hué está dañado o destruido.

27 de febrero. La CBS emite el reportaje de Walter Cronkite ‘Quién, qué, cuándo, dónde, por qué: Informe desde Vietnam, que cuestiona la versión oficial: “Decir que estamos atrapados en un punto muerto parece la única conclusión realista”.

Marine disparando en las ruinas de Hué James Olson

Hué, 1968. El punto de inflexión en la guerra de Vietnam‘. Mark Bowden. Ariel. Barcelona, 2018. 752 páginas, 29,90 euros.

Pd.: En este enlace podéis leer el primer capítulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: