Saltar al contenido.

Tres a uno


Un librero “amigo” quería venderme una foto de un lector de Le Clezio. ¡Una exclusiva!, el retrato del único lector español del último Nobel de literatura. Pero este blog no tiene pasta.

Perdí mis últimos ahorros apostando por Internet. Un día antes de la entrega del Nobel, la casa de apuestas londinense Ladbrokes ofrecía un 3 a 1 para aquellos amantes del juego y la lectura que eligiesen a Claudio Magris como ganador.

No aposté por Magris…  la victoria de Don DeLillo se pagaba 10 a 1, pero lo cierto es que el dato me pareció tan verosímil como el soplo de un Planeta.

No tengo ni idea de quién es Le Clezio, ese Nobel a quien hemos olvidado antes incluso de haberle hojeado, pero sí he leído varios libros de Claudio Magris, el gran perdedor del gran premio.

‘El Danubio’, su obra más famosa,  es un viaje real, histórico y literario por las aguas de este río que fue columna vertebral y líquida de Mittleuropa, un puzzle de naciones sin estado, de religiones, de lenguas, de culturas milenarias aplastadas por la barbarie nazi y rematadas por la “liberación” soviética.

Claudio Magris según Jario Ramírez

Claudio Magris según Jairo Ramírez

Magris no es sólo ‘El Danubio’, pero sin este libro sería imposible apreciar su infinito viajar. Magris me dedicó mi ejemplar cuando tuve la suerte de entrevistarle por ‘Utopía y desencanto’.A Joaquín, CM”. Toma ya. ¿Y qué esperaba? Bueno, algo más, uno siempre espera algo más de la gente que le hace soñar.

Creía que ‘El Danubio’ era su mejor libro, pero después leí Microcosmos’. Y la asombrosa erudición-río del viaje danubiano acabó vapuleada  por una mirada poética que convirtió a Trieste, su ciudad fronteriza y natal, en una escapada siempre pendiente.

Si volviera a iniciar el viaje por la obra de Magris, comenzaría por ‘Microcosmos’. Volaría a Trieste y después de hacer mía la ciudad partiría hacia las bocas del Danubio, con mi ejemplar dedicado bajo el brazo. Dispuesto a recorrer el río hasta la desembocadura y más allá. Con el resguardo de mi apuesta por DeLillo como marcapáginas

Pd. (1/12/13): En este enlace podéis escuchar la entrevista que realicé a Claudio Magris en febrero de 2001, cuando presentó en el Instituto Italiano de Cultura los ensayos deUtopía y desencanto.

Pd. 2 (23/8/14): Os invito a leer ‘Demasiada buena literatura por metro cuadrado, este artículo en el que Javier Rodríguez Marcos recorre la melancólica Trieste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: