Saltar al contenido.

La vaquita chiquita y la señora Mulinés


Vaca_amarilla_March

Abrumado por el número de respuestas, he tardado dos semanas en elegir a los ganadores del primer concurso de este blog. Pero aquí están. Podría decir que mi veredicto es una decisión política, razonada y equilibrada, y que no va a gustar a nadie, pero no es así. Es arbitraria, desequilibrada y personal… y va a gustar a tres personas. Éste es nuestro trío de ases, sus respuestas ganadoras y sus primeras reacciones tras saber que gracias a la colaboración de TUSQUETS han sido premiados con un ejemplar de ‘Un viejo que leía novelas de amor’.

1) ‘La vaquita chiquita’, de Javi Docu. “Cuando me junto con antiguos compañeros libreros – escribió Javi -, casi siempre recordamos a la señora que nos pidió el escrito sagrado del hinduismo ‘La vaquita chiquita’. Nos llevó un buen rato descubrir que se refería al ”Bhagavad-gita‘. ¿Sorprendido por ser el primer ganador, Javi? “No, sabía que tenía el apoyo del dios de más de mil millones de personas de mi parte”. Ya, pero, ¿no crees que quizá algún lector hindú puede haberse ofendido? “Imposible. Como sabes, la vaca es un animal sagrado para los hindúes y… bueno, Joaquín, todos tus lectores son unos ateos recalcitrantes”. Ya… “Me das el libro o no”.

2) ‘El diccionario de la señora Mulinés’, de Arturo Torres. Arturo ha desmentido que la clienta que le pidió a Arturo el diccionario de María Mulinés fuera una famosa presentadora de televisión. “No, no, es falso. Pero puedo decirte que un jefe mío quería que vendiésemos en la librería Mi ducha”, de Adolf Hitler”.

3) ‘Amor al riego’, de Luis Alfaro. “Yo amo el riego todo lo que puedo”, escribió Alfaro cuando advirtió que se había zampado una “s” del título de Ray Loriga. Quería saber cómo surgió la pasión de Alfaro por mangueras y regaderas. “Me apasionan sus formas. Creo que cuando mandé mi mensaje al concurso me traicionó mi amor por la horticultura”, comenta Luis desde Bakú, donde participa en GOTA A GOTA 2009, un festival de cortos sobre calabazas. “Es fascinante cultivar tus propias berzas y beber tu propia cerveza… Sí, fue un afortunado lap…” CLACK. La llamada se corta antes de que pueda decirle a Alfaro que Loriga ha anunciado que emprenderá acciones legales contra él por acusarle de autoplagio. En fin, Luis, te dejo la carta de Loriga en el libro.

Gracias a Héctor Yánover, que desde su librería celestial nos dejó una anécdota genial:

– “¿Tienen ‘Crimen y castigo’, de Doctor Jekyll”.

Sus Memorias de un librero’ están salpicadas de anécdotas tan buenas como ésta. A ver si algún valiente se anima a reeditarlas.

Pd. (25/9/14): Imposible representarlo mejor:

La pesadilla del librero la portada es azul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: